IARAN Creativos y vanguardistas

EDIFICIO CAYMA, AREQUIPA (PERÚ)

EDIFICIO DE 10 VIVIENDAS EN EL DISTRITO DE CAYMA, AREQUIPA (PERÚ)

Se parte de un volumen rígido en una parcela alargada, un cubo sin vida que vive únicamente de la luz de sus costados más alejados. Se divide el cubo en viviendas, franjas alargadas por consecuencia de las características de la parcela. Se decide elevar la vista y dotar de más luz a las partes de las viviendas que dan a un patio interior, además de conseguir una óptima ventilación natural.

Esta contracción provoca que la superficie "trepe" por las paredes generando espacios que se destinan para almacenamiento integrado en ellas, y ganando así más metros de superficie útil. El propio movimiento facilita el diseño estructural que posibilita la idea de espacios diáfanos desviando las cargas por diagonales para transmitirlas a sus cimientos rodeando dichos espacios. En definitiva se consigue un edificio con ingredientes sostenibles con sistemas pasivos (que no necesitan de mecanismos externos) aprovechando al máximo la captación de luz, con ventilaciones naturales, protecciones naturales frente a la radiación y dota de un valor añadido a las viviendas ganando superficie útil para las zonas comunes y consiguiendo espacios amplios, diáfanos y luminosos.

Esta construcción también pretende tener una repercusión sutil en la forma de vida peruana integrando elementos que dotan a la vivienda de usos para los que el peruano medio puede no estar acostumbrado pero que en Europa se han constituido como referentes y es lo que la población más demanda hoy día. Uno de estos elementos es la integración de la cocina con el comedor y el salón de manera que se aprovecha más la luz y la vida social no se corta con muros, si no que se extiende en toda su superficie.

Además esto evita pasillos de comunicación, espacios perdidos que se recuperan para estos espacios. Las habitaciones también forman parte de este esquema integrador, compacto y a su vez espacioso y luminoso.

Los problemas que puedan derivarse de olores son fácilmente subsanables con campanas extractoras y ventilación siempre natural y cruzada, favoreciendo así la renovación de aire.